El Soto

El Soto de “El Encín” constituye uno de los bosques de ribera mejor conservados de la Comunidad de Madrid y por ello se trata de un “Espacio Natural con Régimen de Protección Preventiva” (Decreto 169/2000 de 13 de julio de la CM).

Éste supone una muestra muy representativa y bien conservada del ecosistema de bosque de galería asociado a cantiles arcillosos, formando por ello parte de la Red Natura 2000 y constituyendo parte de la LIC ES3110001 (Lugar de Importancia Comunitaria) y ZEC (Zona de Especial Conservación) “Cuenca de los ríos Jarama y Henares”.

Sus 93 hectáreas se encuentran, además, próximas a los siguientes espacios, también de la Red Natura 2000:

  • Las Zonas de Especial Protección para las Aves “Estepas cerealistas de los ríos Jarama y Henares (ZEPA ES0000139) y “Cortados y cantiles de los ríos Jarama y Henares (ZEPA ES0000142)”.
  • El Lugar de Importancia Comunitaria “Vegas, cuestas y páramos del Sureste de Madrid (LIC ES3110006)”.

En los últimos años ha sido objeto de muy importantes mejoras, entre las que destaca una importante reforestación con 12.000 nuevos árboles y 7.000 arbustos ofreciendo así la posibilidad de caminar por diversas sendas habilitadas de gran interés y atractivo natural y paisajístico:

LA SENDA DE LOS CORTADOS:

Este cómodo recorrido llega hasta los cantiles y cortados arcillosos del Río Henares, donde se pueden divisar distintas especies de rapaces que anidan en estas formaciones geológicas. También existe un observatorio de aves desde donde avistar especies acuáticas autóctonas. Durante la senda podremos igualmente contemplar las principales especies arbóreas de este ecosistema de ribera y los numerosos e interesantes signos de actividad animal que allí se presentan.

LA SENDA DE LA LAGUNA:

Siguiendo la linde del Río, el camino atraviesa un hermoso y maduro bosque de álamos, sauces, chopos y tarayes, refugio de una gran diversidad faunística asociada a este ecosistema. Alberga uno de los dos observatorios que existen en el Soto, y desde él se puede contemplar la Laguna y su avifauna acuática.

LA SENDA DE RIBERA:

Se trata de aquella extensión de la Senda de la Laguna que alcanza los límites de la Finca hacia el Suroeste a través de un frondoso y muy representativo bosque de galería junto al Río Henares, repleto de biodiversidad.

LA SENDA DEL ARROYO:

Este trayecto recorre la línea de un pequeño curso de agua estacional junto a una tupida masa arbórea y arbustiva. Además, dada su particular ubicación, en esta senda se pueden contrastar los distintos paisajes que se encuentran en el Corredor del Henares, desde el más natural al industrial, pasando por terrenos agrícolas y reforestados. Cuenta, además, con un Aula Abierta techada como espacio para realizar talleres de naturaleza.